art

TOPOR

Desde el jueves, el día que me topé con Les Masochistes (1960), no he parado de fascinarme con la obra de Roland Topor. Sus diseños, sus canciones, y sus escrituras me provocan placer y asco— sentimientos tan contradictorios y tan complementarios. Topor es, ante todo, provocador. 

Topor nació en Paris un frio invierno de 1964. 

La relación de Topor con el cine es extensa. En 1976 su novela El Inquilino fue adaptada por Roman Polanski. En 1979 actua el papel de Renfield en Nosferatu y en 1984 el de Biche en Un amour de Swann. Junto a Henri Xhonneux realiza película Marquis (1989), inspirada en la vida y obra del Marqués de Sade. También trabaja en la animación del cortometraje Les Escargots (1865) y el largometraje La Planète sauvage (1973), ésta última recibe el Grand prix de Cannes.

En 1962 funda, con Alejandro Jodorowsky y Fernando Arrabal, el Mouvement Panique, una vanguardia teatral que flirtea con la literatura surrealista y con el théâtre de la cruauté. Los elementos básicos del Panique son el terror, el humor, y la simultaneidad. 

Topor  es autor de las piezas de teatro Joko festeja su cumpleaños y El invierno bajo la mesa; la ópera Batallas; y los libros Mundo inmundo, Memorias de un gilipollas, Acostarse con la reina y otras delicias, Los alimentos espirituales, La cocina caníbal. 

 

 

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “TOPOR

  1. Você sabe que eu gosto, no cinema, em certos momentos, de coisas esquisitas, né? “esquisito” em português… vou ver o de herzog, quando ache, porque já me falaram que é esquisito… faz tempo que procuro o inquilino, o romance, mas não se acha fácil…

  2. antenitas dice:

    Sí “esquisito,” en portugués, es como yo desscribiría el trabajo de Topor. Es excéntrico y delicioso; es absurdamente humano. Espero escribir un post-Topor explicando, “telegraficamente” claro, porque es tan interesante. Topor mexcla elementos de BDSM, non sequitur, existencialismo, y humor… En fin, mucho más que no puedo detallar ahorita.

Los comentarios están cerrados.