sueño

El Reclutado

“¡Perdóneme, Virgen María,
Reina de mi devoción;
pues sólo soy un soldado
cumpliendo mi obligación!”
 

ΘSoñé a ese joven. Un reclutado a la Infantería de Marina. Apegado a su Carabina M4 como uno la Virgen de la Soledad. Él aun un no había completado el proceso muscular que le daría un aire de hombría pero aun así le enviaron en una investigación militar. Bucearía por la noche bajo el mar. Después de su sumergida,  no supe más que pasó con él. Le olvidé por falta de sustancia en su ser.

ΦSoñé que estaba yo conversando con una viejita muy parecida a mi abuela. Por causa de las mismas uñas amarillentas, imaginé que ella también se sentaba afuera de su casa.

ØSoñé un hombre tuerto. Sentó una nalga sobre el altar y comenzó a leer su tesis doctoral. ΘSoñé que en la Introducción narraba la historia del joven militar que se perdió bajo las aguas de un acuario. Los hombres tuvieron que sacar los 1.3 millones de litros de agua en el tanque para, al fin de todo, encontrar su cuerpo cubierto de laminariales. La mano engarrotada asegurando un cuchillo. ΦSoñé que la viejita se desesperaba. ¡Qué diablos le interesaba esa pobre alma! Ella sufría su propio misterio.

Ignoraba que su hijo había muerto. El tuerto se lo vino a decir.

Desperté escuchando lluvia de enero.

 

Anuncios
Estándar

3 thoughts on “El Reclutado

Los comentarios están cerrados.